viernes, 23 de agosto de 2013

Sintomas del Alzheimer

Sintomas del Alzheimer


Cuales son los Sintomas del Alzheimer?


El Alzheimer además de afectar la memoria y otras habilidades cognitivas de las personas que la padecen, también afecta el comportamiento y la personalidad. Este factor es el que más suele afectar tanto a la persona que tiene Alzheimer como a la familia y a las personas que son cercanas a él. Suele ser una situación estresante y angustiante para todos.

Estos síntomas se presentan principalmente en esta temible enfermedad, debido al progresivo deterioro en las células cerebrales, pero también los síntomas pueden hacerse más evidentes o hacerse más graves debido a algunos medicamentos, entorno, causas ambientales y otras enfermedades.

Estos síntomas durante las primeras etapas suelen ser cambios en la personalidad y comportamiento tales como irritabilidad alta o mayor a la normal, ansiedad y depresión. Ya  durante las etapas posteriores suelen presentarse además de los anteriores síntomas, otros cambios del comportamiento como ira, agresión, agitación, ataques físicos o verbales contra otros, alucinaciones, alteraciones del sueño, malestar emocional, inquietud, comportamientos compulsivos y sospechas y desconfianza infundada en las personas que le rodean.

Una de las formas en las cuales los síntomas relacionados con la conducta suelen hacerse más graves o notorios debido situaciones desencadenantes como eventos o cambios en el entorno.


Los cambios suelen ser estresantes para cualquier persona y más aún cuando es una persona que tiene una condición como el Alzheimer. Las personas con esta enfermedad suelen tener un umbral al miedo mucho más alto y cansancio mental mayor tratando de ubicarse en el mundo y darle un sentido a su entorno, ya sólo por este hecho los cambios fuertes o situaciones estresantes suelen ser una situación compleja para las personas con Alzheimer. 

Podemos ver que las personas que padecen esta enfermedad suelen tener cambios de su comportamiento más radicales en situaciones como mudanzas, cambio en las personas que los rodean, cuando se les consulta sobre su aseo, cuando se les ingresa a algún hospital o cuando se sienten amenazados por algún comentario o situación. Es importante detectar cuales situaciones hacen que la persona que padece de esta enfermedad sufra de forma más agresiva esos síntomas, para así no exponerlo a dichas situaciones y poder controlar de mejor forma esos comportamientos que vienen con el Alzheimer

Si una persona aún no está diagnosticada con Alzheimer pero presenta cambios en su comportamiento los cuales son repentinos y abruptos es necesario que se cuente con un diagnóstico para poder tratarlo de forma adecuada. Puede que personas que no padecen de esta condición tomen medicamentos similares que para el Alzheimer, los cuales pueden desencadenar una serie de afectaciones al comportamiento. 

Muchas veces el cambio del comportamiento no suele darse como síntoma del Alzheimer. Cuando las personas con esta condición van empeorando y el tiempo va pasando, las personas sufren de imposibilidad para comunicarse pues su habilidad para hablar y expresarse se ve afectada, es así como al padecer de otras enfermedades como infecciones urinarias, estreñimiento, infecciones de oído, enfermedades renales y otro tipo de enfermedades que causan incomodidad o dolor y al no poder comunicar dicha situación, los cambios en su comportamiento se hace mucho más evidente y la única forma que encuentran para expresar su incomodidad es mediante esos comportamientos bruscos.

Del mismo modo, cuando la persona con Alzheimer también ve deteriorados sus sentidos de la visión o del oído, por lo que al ser situaciones frustrantes y de impotencia, contribuyen a la confusión normal que viene con la enfermedad, provocando un mayor cambio en el comportamiento normal y personalidad de aquel que la padece.

Hay medicamentos que pueden controlar son síntomas del comportamiento, como los antidepresivos, pero es importante pensar que hay métodos alternos para que el comportamiento se vea regulado y no se afecte de forma negativa. Hay formas para controlar el comportamiento que igualmente dan bienestar físico y emocional para la persona que padece de Alzheimer.

 

Lo ideal para atender las necesidades de normalizar el comportamiento es identificar y hacer lo posible para que la persona con Alzheimer pueda superar esas barreras que le detonan esos comportamientos distintos a su personalidad normal. Es preciso identificar la causa que provoca ese comportamiento y la forma en la que el síntoma se relaciona con las situaciones que está sufriendo la persona para poder bloquear y no hacer pasar de nuevo por dicha situación a quien padece esta condición. Es un punto clave modificar el entorno de la persona y resolver los desafíos y obstáculos que existen para que la persona que tiene esta enfermedad pueda encontrar su punto de comodidad. 
Es importante estar pendiente de la comodidad de la persona, evitar las confrontaciones o discusiones, ser tolerante y comprensivo, crear ambientes tranquilos, buscar las causas para sus comportamientos abruptos, explorar soluciones y reconocer las necesidades y pedidos de la persona y poder brindarles respuesta oportuna.

Como medicamentos disponibles para la mejora en la conducta y comportamientos de las personas con Alzheimer no hay medicamentos prescritos especialmente para esta condición por lo que los médicos formulan otros relacionados con los síntomas, por ejemplo, los antidepresivos para el estado de ánimo, los ansiolíticos para la ansiedad y los antipsicóticos para las alucinaciones.

Estos medicamentos suelen ser relacionados con efectos secundarios bastante graves y de mucho cuidado como accidente cerebrovascular y un mayor riesgo de muerte, por lo que no es recomendable acudir a este tipo de medicina.

Podemos hayar una forma de detener estos síntomas de conducta y los demás relacionados con el Alzheimer y revertir de forma definitiva esta condición gracias al sistema creado y comprobado científicamente por el Dr. Juan Pablo Segura, quien ha investigado durante muchísimos años esta condición y ha hecho avances enormes para el tratamiento del Alzheimer.

Ninguna persona ni su familia deben vivir con ese tipo de síntomas, agotando cada día más la salud y energía de todos. Hoy hay una solución definitiva para el Alzheimer y es el método que podemos encontrar en “Revertir el Alzheimer”. No tenemos que pasar por efectos secundarios adversos ni situaciones estresantes para poder ver como la persona que padece de esta condición normaliza su comportamiento y recupera de forma rápida las capacidades y habilidades que creía perdidas.

Mi hermana pudo recuperarse de esta enfermedad y revertir su condición gracias a este sistema en sólo 60 días! Haga clic aquí para descargar el método completo!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada